Jueves Sociológico de Enero en Salamanca con el Informe Foessa

El 24 de enero volvió a ser un Jueves Sociológico. En este caso tuvimos el placer de contar con la presencia de Guillermo Fernández Maíllo, Licenciado en Sociología y Diplomado en Trabajo Social, es miembro del equipo de Estudios de Cáritas Española y de la Fundación FOESSA. Trabaja desde finales de los 80 en los ámbitos de pobreza y exclusión social.

Guillermo viajó hasta nuestra sede para presentarnos el Avance de resultados de la Encuesta sobre Integración y Necesidades Sociales de 2018 de la Fundación FOESSA. Fernández Maíllo, miembro del comité técnico de la organización responsable de este informe, atrajo un aforo más que completo acercando así la realidad social española a un público de lo más variado que superaba las 50 personas. Este Jueves Sociológico fue presentado por Mikolaj Stanek, profesor de Sociología de la Universidad de Salamanca.

El conocido como Informe FOESSA es referente en España en cuanto a investigación social, siendo de esta forma una de las principales fuentes de datos de lo que realidad social de nuestro país. Impulsada por Cáritas Española, la fundación creada en 1965 destaca por la continuidad y la exhaustividad en sus estudios. A diferencia de otros trabajos, se basa en un sistema de medición multidimensional que permite comprobar y estudiar la exclusión social a través de diferentes ejes como son la situación económica, la protección de los derechos de los ciudadanos y las relaciones sociales y de conflicto.

En nuestro Jueves Sociológico se presentaba el informe Análisis y Perspectivas 2018: Exclusión estructural e Integración social. Los resultados extraídos en términos generales, comentaba Guillermo, son bastante alarmantes. El porcentaje de ciudadanos en exclusión severa ha crecido después de la crisis: concretamente existen 1,2 millones de personas más que se encuentran en esta situación. Además, pudimos comprobar el alto riesgo de que 6 millones de personas crucen el umbral hacia la exclusión en un futuro muy cercano, por lo que cada vez existen en España más ciudadanos desconectados de la sociedad o a punto de hacerlo.

A pesar del carácter estatal de la investigación, pudimos hacernos eco de algunos resultados alarmantes en nuestra comunidad. Castilla y León se coloca como la región en la que los hogares con niños sufren una mayor acumulación de deudas. Además, existen aquí más de 6.000 hogares con necesidades residenciales, es decir, más de 26.000 personas que no saben si se van a quedar en la calle al mes siguiente, o bien viven en una residencia en malas condiciones pero no pueden permitirse cambiarla.

Por otra parte, Guillermo anotaba que nuestro modelo cultural de apoyo y cohesión ciudadana sigue aguantando.  La crisis provocó que la ayuda social se disparase, pero ésta empieza a disiparse en la parte más excluida de la sociedad debido a la inelasticidad de las familias, “que lo dan todo hasta que no tienen más”. Las más numerosas, junto con los jóvenes, son los estratos más sensibles a la exclusión. También este informe nos ayudó a desbancar algunos mitos, comprobando que la ciudadanía en exclusión severa es en su mayoría española, y que de esta forma son ellos los que reciben más ayudas y no las personas de origen extranjero.

Todos estos datos nos dejaron preocupados, y Guillermo tuvo la amabilidad de contestar a las dudas surgidas en un distendido debate tocando temas desde la integración en términos económicos hasta los mecanismos que afectan a la comunidad transexual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *