Jornada +FACULTAD: “Repensar el activismo. Nuevos enfoques para los movimientos sociales”.

El Jueves  12 de mayo SOCYL, en colaboración con la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca, organizó una Jornada Sociológica en el marco del Programa +Facultad. En torno a 60 personas participaron en la Jornada, la mayoría estudiantes pero también miembros y activistas de diferentes organizaciones y movimientos sociales.

El origen de la propuesta radicaba en el interés mostrado por diferentes movimientos sociales en participar en un encuentro que permitiese reflexionar, desde un punto de vista científico, sobre sus modelos organizativos, prácticas, etc.

Contamos con diferentes investigadores y activistas de Universidades y Asociaciones españolas, que nos explicaron cómo las teorías de la acción social se encuentran actualmente en una especie de “revolución teórica“, debido a la irrupción de las redes sociales de Internet y al surgimiento de movilizaciones como el 15M, movimiento #yosoy132 en México, Primaveras Árabes o incluso manifestaciones cuasi-activistas como las flash mob. De esta forma, los teóricos de los movimientos sociales están inmersos en debates y discusiones para definir y categorizar estos nuevos fenómenos.

Mesa redonda: “Los movimientos sociales ante los retos de la sociedad red” con  Kerman Calvo (profesor de la USAL especializado en “movimiento 15M” y en “movimiento LGTB”) y por Arián García (Ecologistas en Acción).

En este primer coloquio, se planteó la situación actual de los Movimientos Sociales, diferenciando entre Viejos, Nuevos, y los denominados “Novísimos”.

02

Podemos destacar como conclusión principal la necesidad de una continua reinvención y adaptación por parte de los denominados “viejos Movimientos Sociales”, a la sociedad red y la era digital en la que nos encontramos actualmente, frente a los “novísimos” que están inmersos, de hecho surgen, en un entorno muy digitalizado. Todo sucede mucho más rápido y en múltiples lugares, lo que obliga a cambiar en muchos casos las formas de activismo.

Esto nos genera otro de los debates presentes en torno a los Movimientos sociales, y es la definición actual de activismo. El clásico concepto de activista a pie de calle deja paso a un activismo más privado, personal y digital, como puede ser el diseño de una página web, o el comentario en Twitter de una protesta.

03

Conferencia: “La práctica artística anticapitalista de flo6x8: espacio y cuerpo” con Lucía Sell Trujillo (psicóloga e investigadora en la Universidad de Sevilla) y Francisco Aix Gracia (sociólogo e investigador en la Universidad Pablo de Olavide)

Por otra parte, con otra de las presentaciones que tuvimos, en este caso del considerado “novísimo” movimiento social, el movimiento FLO 6×8, nos permite ver la importancia de la coordinación digital, así como la multidisciplinariedad de los activistas como algo fundamental para la ejecución de las acciones y protestas de los movimientos.

06

Sin embargo, también se considera clave la readaptación  de la práctica artística en la protesta; el rescate de la expresión corporal, música, danza, etc., que se combinan para que la protesta sea una puesta en escena visual y creativa, capaz de atraer, seducir y permitir la identificación con la población en general.

Sus métodos de acción son breves, pero la finalidad no es otra que la de hacerla llegar a la red y viralizarla rápidamente para llegar a más población, con una puesta en escena visual, creativa, artística y en algunos casos humorística.

Fila 0. Compuesta por diferentes personas vinculadas a movimientos sociales que intervinieron en las jornada realizando preguntas a los conferenciantes. Contamos con diferentes activistas de otros movimientos sociales, como Plataforma de Afectados por La Hipoteca, No somos Delito, etc. en una Fila 0 en la que se presentaron diversos retos de los movimientos sociales actualmente.

Una de las principales preocupaciones que actualmente existe, y en la que coinciden los distintos movimientos es el anonimato de los activistas. La conocida como Ley Mordaza ha generado inquietud entre los activistas, quienes temen la posible represión que sus actos puedan tener, y en consecuencia vuelven más autónomas y privadas sus acciones de protesta, generando de este modo un activismo más digital y anónimo, como decíamos anteriormente.

04

En conclusión podríamos decir que los nuevos retos de los movimientos sociales podrían enmarcarse en cuatro puntos:

  • Adaptación a la era digital, a la puesta en escena en la red, a la rapidez y frugalidad de las protestas.
  • Definición de las acciones de protesta y de lo que actualmente se considera Activismo en la era digital.
  • Recuperación de expresiones artísticas; del uso de cuerpo de y de la cultura de las sensaciones, para que la sociedad se sienta más cercana y representada por los movimientos sociales
  • Acciones de protesta más individualizadas, más digitales, y anónimas, como consecuencia de las acciones de represión como por ejemplo, la burorepresión.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *